Después de un año de investigación se inició el juicio contra el sujeto y su pareja. 

Robert Davidson arriesga hasta 50 años de cárcel, luego de confesar un macabro crimen contra su hija de tan solo 10 semanas de vida. 

El hecho ocurrió en el estado de Maryland, EEUU, cuando Davidson, de 24 años, llamó a emergencias advirtiendo que su bebé no respiraba. Rápidamente la infante, identificada como Aleah Thompson, fue llevada hasta un servicio de urgencias donde murió tres días después, debido a las serias lesiones que presentaba. 

Según informó el Washington Post, la autopsia reveló que la pequeña Aleah sufrió un trauma severo, una fractura de clavícula y 34 fracturas de costillas, lesiones que se produjeron al menos tres veces.  Pero lo más trágico estaba por venir, cuando los doctores argumentaron que la menor fue abusada. 

El Fiscal del Condado de Montgomery comentó que la madre de la bebé y pareja de Davidson, Lorena Thompson, podría recibir una condena, acusada de abandono, y se sospecha que no tomó ninguna medida contra el sujeto al momento de la agresión. 

En tanto, el abogado defensor señaló que su cliente no abusó sexualmente de su hija, sino que estaba “tratando de eliminar sus mocos y otras sustancias”. Aunque Robert Davidson habría confesado el crimen minutos después de la muerte de la menor. 

Aleah1and2

La pequeña Aleah Thompson Gentileza de Washington Post

LorenaThompson-cropped

La madre de la bebé, Lorena Thompson, quien es acusada de abandono de menores. Gentileza de Washington Post

RobertDavidson-cropped

Robert Davidson, acusado de abusar y asesinar a su hija de 10 semanas de vida. Arriesga una condena de 50 años de prisión Gentileza de Washington Post