Los menores fueron trasladado la hospital San Martín de Quillota donde se encuentran fuera de riesgo vital. 

En prisión preventiva quedó una mujer tras ser formalizada de parricidio frustrado en la comuna de Quillota, región de Valparaíso. 

El hecho ocurrió la tarde de este martes, cuando la acusada identificada como Gabriela Muñoz, llevó a sus tres hijos en su auto hasta la ladera del río Aconcagua, donde procedió a encender una olla de presión con carbón. Su idea era morir intoxicada junto a los menores.

Solo el oportuno aviso del mayor de los niños, de 11 años,  pudo detener el acto. El menor envío un mensaje vía WhatsApp a su padre, alertando las intensiones de su madre. Inmediatamente el hombre dio aviso a Carabineros, iniciándose un mega operativo que logró dar con la ubicación del auto. 

Al llegar los efectivos al lugar, encontraron a la mujer junto a los menores en el interior del auto, tras una mediación, los menores fueron liberados y trasladados hasta el hospital de San Martín de Quillota, donde permanecen fuera de riesgo vital. Mientras que la mujer fue detenida. 

Según comentó el fiscal Hernán Martínez a BíoBíoChile, “de no mediar la intervención oportuna del padre que recibió la información de los hijos hoy estaríamos lamentando el fallecimiento de estos tres menores a manos de su madre, quien probablemente también habría fallecido”.